SHARE
(Fotografía: Facebook)

Por: Rhina García

El corredor de Fórmula 4 Rafael Guzmán imprimió los nombres de Rafa Márquez y Julión Álvarez en su vehículo, por supuestamente haber patrocinado sus carreras. El piloto de 15 años es nieto de Raúl Guzmán Ruiz, un narco asesinado en 1962, e hijo de Raúl Guzmán Enríquez que purgó condena en Estados Unidos.

Por ello el Departamento del Tesoro estadounidense acusó a las celebridades de ser testaferros de un narco y los sancionó al congelar sus cuentas bancarias, confiscar sus casas, negar su entrada a Estados Unidos y dejarlos sin acceso comercial con empresa o ciudadano de ese país. Adicionalmente, el cantante mexicano tuvo que salir del programa The Voice Kids.

El papá del adolescente, que actualmente no tiene acusaciones en su contra, dijo conocer a Márquez desde que estaba en el equipo Atlas, y le pidió a Álvarez patrocinar las carreras de su hijo.

Ahora empieza para ellos un tortuoso proceso que puede tardar seis años en promedio, para demostrar que no existe relación alguna con el criminal.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here