SHARE

Donald Trump aseguró durante la campaña que iba a construir un muro entre Estados Unidos y México, y que además eran los mexicanos los que iban a pagar por él. Ahora,  Homero Aridjis y James Ramey han tenido una idea mejor.

En un artículo escrito al Huffington Post, los autores proponen que México debería construir un muro de paneles solares justo al sur de la frontera con Estados Unidos y utilizar esa energía para impulsar el desarrollo industrial en el país.

La pareja de autores argumenta que los costes de construcción son menores en México que es Estados Unidos, por lo que México podría obtener más electricidad por dólar invertido que Estados Unidos. La energía producida podría ser transportada por un línea HVDC (corriente continua de alto voltaje) y serviría para alimentar a ciudades como  San Diego, Los Angeles, Las Vegas, Tucson, Phoenix, El Paso, San Antonio. Albuquerque, Dallas y Houston, haciendo ganar una cantidad significativa de dinero a México. El muro de paneles solares, además, serviría para aumentar la seguridad en la frontera entre los dos países, ya que esta instalación requeriría vigilancia las 24 horas del día.

Los autores además señalan que esta instalación generaría trabajo en tierras mexicanas, tanto en la construcción de la misma como en la operación y la vigilancia. Una forma de convertir la arrogante propuesta de Trump en una fuente de riqueza para México.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here